Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio Más información Aceptar

Funding, origen de los fondos

ESVALOR gestiona la financiación canalizándola a través de las entidades y sociedades de inversión y financiación con las que colabora.

El origen de los fondos es fundamentalmente privado, si bien también podemos acceder a fondos públicos para complementar, y se vehicula a través de entidades financieras, fondos de inversión, plataformas de inversión, grupos de inversión o directamente desde sociedades de inversión e inversores privados profesionales.

ESVALOR trabaja con fuentes de financiación especializadas en tipos de producto concretos, como pueden ser:

  • El préstamo participativo en que la garantía es la propia compañía y su plan de crecimiento.
  • Préstamos para cubrir refinanciaciones
  • Los préstamos con garantía inmobiliaria.
  • Los rentings o rentbacks, en que la garantía es un bien tangible.
  • Financiación estructurada: Project finance, financiación de proyectos y contratos.
  • La prefinanciación de contratos o pedidos que se basa en el flujo de caja futuro de las ventas.
  • El factoring que se apoya en créditos comerciales.
  • El confirming que se apoya en la solvencia a corto plazo de la compañía prestataria.

… y otros instrumentos que pueden consultar en la página específica dedicada a Productos

Paralelamente, ESVALOR también trabaja financiación genérica basada en la solvencia, la trayectoria de la compañía, o las garantías que pueda aportar para respaldar la operación, que normalmente se instrumentaliza mediante préstamos o líneas de crédito.

ESVALOR apuesta por la financiación alternativa que complementa a la bancaria para dotar de una mayor diversificación financiera a la empresa, así como aportar soluciones financieras que incorporen un valor añadido a la compañía.

El Funding más competitivo

ESVALOR puede canalizar financiación mejorando las condiciones con las que la empresa se está financiando.

ESVALOR negocia las mejores condiciones en el mercado y se las traslada a la empresa que se financia.

En cualquier caso, hay que entender que el coste de la financiación lo determina principalmente la solvencia de la empresa y las garantías de reembolso que se puedan vincular.

Cuanta más seguridad de reembolso se puede aportar, mejores condiciones de financiación se obtienen.

Y en sentido contrario, cuanto más riesgo incorpora la operación, la financiación que canalizamos incrementa su coste puesto que internaliza la prima de riesgo que implica la operación.

En el apartado de Condiciones, se detallan las variables que se toman en cuenta a la hora de fijar los precios, así como las garantías que podemos vincular para gestionar nuevas líneas de financiación.