Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio Más información Aceptar

Sociedades de renting y leasing

ESVALOR promueve la financiación bajo fórmulas de renting y leasing porque por sus características pueden aportar mucho valor a las empresas en su proceso de financiación de inversiones.

Qué se puede financiar mediante renting y leasing

Prácticamente cualquier tipo de inversión es susceptible de ser financiada mediante este tipo de instrumentos.

  • Bienes de equipo e industriales
  • Unidades industriales
  • Instalaciones
  • Mobiliario
  • Equipos médicos
  • Equipos tecnológicos de hardware y software.
  • Bienes inmuebles: locales, naves industriales, centros comerciales, hoteles, oficinas.

Diferencias entre renting y leasing:

El renting se diferencia del leasing en los siguientes aspectos:

  • El renting no incorpora opción de compra sobre los activos, circunstancia que sí incorporan los leasings.
  • El renting no es estrictamente una operación financiera con lo que puede ser ofrecida y comercializada por sociedades no necesariamente estrictamente bancarias. En cambio, el leasing sólo lo pueden ofrecer entidades con ficha bancaria.
  • El renting, al no ser una operación financiera, no se contabiliza en el pasivo de la sociedad ni tampoco se declara en CIRBE, mientras que el leasing sí va a CIRBE y a deuda corporativa.

Ventajas de las operaciones de renting:

  • Permiten poner en valor el activo financiado como garantía de la operación, permitiendo un análisis de riesgos más amplio que no se limita sólo a valorar la solvencia de la compañía sino que también pondera y toma en consideración el valor del bien objeto de financiación.
  • Son operaciones de financiación fuera de balance que no cargan el pasivo de la compañía.
  • Las cuotas del renting son totalmente deducibles fiscalmente, dado que se contemplan como un gasto.
  • Las operaciones no aparecen en el CIRBE (registro de deuda de Banco de España), con lo que no limita la capacidad de crecer en posiciones de crédito con las entidades con las que trabaja habitualmente la compañía.
  • Al tratarse de un producto que pueden ofrecer sociedades no bancarias, se amplía la oferta de proveedores de renting que pueden atender las demandas de la empresa.
  • El precio puede ser muy competitivo.